sábado, 5 de mayo de 2012


EL CIERVO ROJO (Cervus elaphus)



Ciervo macho adulto en una puesta de sol
El ciervo o venado es un animal esbelto, robusto, bien conformado y de porte majestuoso y elegante. Su corpulencia puede variar de modo considerable, dependiendo mucho de la alimentación y salud del animal. El ciervo que conocemos nosotros, es una especie muy antigua, de modo que se estima que hace unos 400.000 años tanto el ciervo como su cornamenta comenzaron a configurarse con sus actuales características, aun cuando en los años posteriores evolucionó la forma de la cuerna hasta hacerse más compleja en la corona de puntas que caracteriza a los machos adultos.



Hembra adulta comiendo hierba en el claro de un bosque
La especie presenta un acusado dimorfismo sexual, siendo la hembra bastante más pequeña que el macho, del que tambiéndifiere  por el color del manto, más apagado en la hembra, pero particularmente por carecer la hembra de cuernos.


Hembra y su cría corriendo por una ladera al detectar nuestra presencia.
El ciervo es más activo durante el amanecer y atardecer, siendo su periodo de menos actividad el centro del día. Es un animal muy tímido y miedoso, y no muy astuto ni inteligente. Ante el menor ruido o al detectar la presencia humana -su histórico enemigo- sale corriendo no permitiendo el acercamiento.


Hembra al amanecer
Es una especie marcadamente errática, de forma que raramente pasa más de un día en un mismo lugar, sin molestarse nunca en preparar un encame. El macho suele vivir en solitario, aunque también puede encontarrse integrado en pequeños  grupos de hembras. Por el contrario las hembras, junto con los ejemplares más jóvenes, siempre se organizan en rebaños que pueden ir desde 3 ó 4 ejemplares a más de 20, normalmente dirigidos por una hembra experimentada, que coordina el rebaño manteniendo una rígida jerarquía en la que participan tan solo las hembras más adultas. Este rebaño matriarcal posee un territorio de verano y otro de invierno y ambos son defendidos de la intrusión de otros grupos.



Grupo de hembras en un paisaje invernal reciben las últimas luces de la jornada
En su desplazamiento, los rebaños (Castells y Mayo, 1993) adoptan una ordenación lineal que en los grupos de hembras está encabezado por la hembra adulta dominante, seguida del resto, que se sitúan en función de la edad; mientras que en el período de celo el grupo está cerrado por el macho dominante, posiblemente con la función de mantener reunido el grupo. Los machos, al contrario que las hembras, suelen vivir aislados y solo entran en contactos competitivos con otros machos durante la berrea, la que tiene lugar entre el final del verano y principio del otoño, muy condicionada en su aparición por las lluvias, y se prolonga durante aproximadamente un mes, periodo en el que los machos se entregan a duros y violentos combates con sus congéneres por dominar el harén 



Hembras adultas acompañadas de sus crías del año en un paisaje invernal con nieve

La gestación dura 8 meses, tras la que suele producirse el parto, en una época que va de mayo a julio. El parto es muy rápido, apenas dura 10 minutos, y la hembra da a luz una cría, excepcionalmente dos. Se estima que el índice reproductor medio es del 0,44 cría/hembra. Durante los primeros 3 meses la alimentación del cervatillo es exclusivamente a base de leche materna. Mientras que a partir del 4º mes de vida continúa alternando la leche con alimento sólido. Durante el primer año de vida de la cría y parte del segundo, hasta que la madre no entran en un nuevo celo la cría acompaña a la madre. Posteriormente las hembras suelen mantenerse en el mismo territorio que la madre, mientras que los machos jóvenes se desplazan en busca de nuevos territorios, efectuando desplazamientos en torno a los 20 Kms.
Cervatillo de pocos días de vida, con su característico pelaje con lunares para hacerse más mimético.





La cuerna, es exclusiva del macho y la renueva todos los años en los primeros meses de primavera, momento en que el macho puede confundirse a lo lejos con una hembra, aún cuando conserva unos característicos moñones, como puede apreciarse en la siguiente imagen:


Ciervo desmogado comiendo los brotes de una encina
En tono a la cuerna del ciervo hay todo un léxico. En función de tamaño y características de la cuerna, cuando aún no ha terminado de consolidarse y tiene su característica forma en corona, recibe distintas denominaciones, así se llama bareto, cuando posee dos astas rectas verticales con una sola punta y horquillón cuando presenta dos puntas por cuerna.

Joven bareto

Cuando el ciervo macho alcanza la edad adulta, el animal es sano y ha tenido una buena alimentación tiene un elegante porte y silueta, y la cuerna alcanza su máximo desarollo, ramificándose en las puntas, lo que es conocido como "corona". La siguiente imagen de un ciervo adulto con la que cierro este breve reportaje sobre esta especie, está tomada en las inmediaciones de Narváez y muestra un macho adulto con la cuerna completamente desarollada. Las restantes fotos en distintos lugares del Parque Natural Sierra de Baza, a lo largo de los últimos cuatro años de seguimiento fotográfico de esta noble especie.



© José Ángel Rodríguez

ENLACE EXTERNO RECOMENDADO SOBRE EL CIERVO:

Ficha técnica de la especie en la revista digital SIERRA DE BAZA.

Con consejos muy prácticos para detectar el ciervo en la naturaleza por sus huellas y rastros:

http://www.sierradebaza.org/index.php/component/content/article/96-principal/fichas-tecnicas/f-fauna/mamiferos/i-orden-artiodactyla-o-artiodactilos/familia-cervidos/139-ciervo-cervus-elaphus

BERREA DEL CIERVO EN EL PROGRAMA DE TVE JARA Y SEDAL "OTRO PUNTO DE MIRA",
El programa se centra en el fenómeno de la berrea desde el punto de vista de la fotografía de naturaleza, con Javier Milla como protagonista  central:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/jara-y-sedal/jara-sedal-otro-punto-mira/2279888/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.